Campo Limpio, agrupando a todos por un agro más responsable y sostenible

Campo Limpio, agrupando a todos por un agro más responsable y sostenible

El objetivo de Campo Limpio como organización es afianzar el compromiso y la activa participación de todos los participantes de la cadena agrícola por una agricultura más comprometida con el medio ambiente. Gerenciando y ejecutando un programa para el correcto manejo de los envases de fitosanitarios. A la cabeza de la Asociación esta Ernesto Ambrosetti como Director Ejecutivo, quien nos comparte como están dando sus primeros pasos.

 

 

Con una enorme experiencia en gestión, donde se incluye una asesoría económica en CRA, 21 años como jefe de economistas de la SRA (Sociedad Rural Argentina) y una responsabilidad sobre el Fondagro a nivel nacional,  Ernesto Ambrosetti enfrenta un nuevo desafío. Formado como Agrónomo universitario y Licenciado en Economía Agropecuaria, hoy es la cabeza de la Asociación Campo Limpio y nos comparte el proceso que está enfrentando la organización.

– ¿Cuál es la misión de Campo Limpio?

– Campo Limpio se dedica a implementar en todo el país un sistema de gestión integral de recolección de envases vacíos de fitosanitarios para el tratamiento y reciclado del plástico recuperado. Uno de los desafíos que enfrenta la entidad es lograr un sistema operativo que coordine los distintos actores de la cadena de comercialización de fitosanitarios, lo que se presenta como uno de los proyectos ambientales más ambiciosos del momento.

Surge a través de una iniciativa privada, concretamente de las empresas que comercializan productos fitosanitarios. Asumiendo un rol más activo sobre la problemática de los envases vacíos y sobre sus políticas de Responsabilidad Social Empresaria (RSE).

Tanto nosotros como todos los Campo Limpio a nivel regional, están bajo el paraguas de Crop Life. Aunque cada país tiene su propia normativa de aplicación, gestión y estrategia. Cada uno es totalmente independiente. En el caso de Argentina, el año pasado reglamentó la Ley 27.279, que determina la recolección de envases vacíos de fitosanitarios. La ley genera responsabilidades y obligaciones para todos los participantes de la cadena productiva, desde el Registrante y el Distribuidor hasta el Productor agropecuario.

– ¿Cuál es la responsabilidad y la obligación de cada actor?

– Cada actor dentro de la cadena productiva agroindustrial tiene una responsabilidad y obligación especifica. Por ejemplo, comenzando por el Productor agropecuario, durante el proceso de las aplicaciones debe:

  • Los lavables, debe realizar el tripe lavado o lavado a presión del envase vacío.
  • Luego debe perforarlos en su base para evitar su reutilización.
  • Una vez perforados, los almacena en algún lugar apropiado en sus instalaciones.
  • Identificado el CAT más cercano y con disponibilidad se los transporta.
  • En el CAT recibirá un certificado de entrega de envases vacíos.

En cuanto a las Autoridades Nacionales, Provinciales y Municipales, sus obligaciones son:

  • Velar por la implementación de la ley.
  • Aportar sus requerimientos provinciales e integrarlo a través de la autoridad de aplicación asignada.
  • Colaborar en la definición y localización de los puntos estratégicos de los CAT.
  • Colaborar con los recursos disponibles en la implementación del sistema.
  • Comunicar y capacitar en los procesos y obligaciones que se deben cumplir.

Los Distribuidores o Comercializadores, están obligados a:

  • Sumarse al sistema de gestión.
  • Generar propuestas que mejoren la eficiencia y la eficacia del sistema de gestión.
  • Sumar los recursos posibles a la implementación del sistema.
  • Comunicar, capacitar y concientizar a sus clientes en los procesos y obligaciones que deben cumplir.

Por el lado de los Registrantes, que son los que producen el envase con el agroquímico, deben:

  • Tienen la obligación de recuperar esos envases ya son legalmente los dueños de estos.
  • Deben responsabilizarse por la logística necesaria para la implementación del sistema, derivando desde los CAT, los envases no lavables a disposición final (horno pirolítico) y los limpios a los centros de reciclado.
  • Comunicar y capacitar a sus clientes en los procesos y obligaciones que deben cumplir.

 

– ¿Cómo es exactamente el proceso de Campo Limpio?

– Este comienza desde la implementación de la ley a nivel nacional que determina un proceso reglamentario. Luego, cada provincia debe determinar su autoridad de aplicación. Generalmente es o Producción o Ambiente.
Campo limpio desarrolló un borrador de un sistema de gestión de recolección de envases vacíos y se lo presentó a cada provincia. A medida que estas fueron declarando la autoridad de aplicación, esta y Campo Limpio comienzan un trabajo de definición de ubicaciones estratégicas de los CAT (Centro de Acopio transitorio) dependiendo de cuáles son las zonas productivas. Al día de hoy, ya estamos trabajando activamente con más de 15 provincias. Una vez determinados estos puntos estratégicos, Campo Limpio convoca a todos los actores participantes de cada ubicación: Provincia, Municipio, actores privados (INTA, productores, etc.) y Distribuidores cercanos. Entre todos se busca el terreno más apropiado para la instalación del CAT. Una vez ubicado y asignado, Campo Limpio comienza a construir o alquilar el galpón para la implementación del CAT. Los fondos para esta obra surgen de las más de 90 empresas privadas que aportan a la Asociación. La puesta en marcha y el gerenciamiento del CAT también pasa por Campo Limpio en conjunto con los diferentes actores involucrados.

– ¿Cómo implementan la trazabilidad de los envases?

– La Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación tiene bajo su responsabilidad el desarrollo del sistema de trazabilidad de los envases. Por nuestra parte Campo Limpio también desarrolla su propio sistema de trazabilidad compatibilizándolo con el de la Secretaria de Ambiente y con el del SENASA. Así, logramos integrar todo en un sistema único donde los datos cargados impactan en todos los sistemas.
El correcto funcionamiento de este sistema está basado en la declaración de la ley, que especifica que un Productor que compra un agroquímico, tiene 365 días para devolver el envase como corresponde. En caso que no lo haga, no puede volver a comprar productos fitosanitarios. Por lo cual, lo obliga a cumplir su responsabilidad si va a continuar ejerciendo la agricultura.

– ¿Sabe Campo Limpio cuanto plástico se vuelca al campo?

– Seguro. Hoy, según estadísticas y datos cruzados, deberíamos recuperar alrededor de 17 millones de kg. de envases, sin ser todos plásticos. Estos datos surgen de las declaraciones juradas de las ventas de envases a través de los Registrantes.

Plan de instalación de CAT a nivel nacional2019                                                                  2020

 

La existencia e implementación e un sistema de recupero de envases de fitosanitarios es una deuda pendiente que hoy, gracias a Campo Limpio se transformó en realidad. Varios países de la región ya lo implementan con diferentes resultados, siendo en la mayoría muy positivos. Es un proyecto ambicioso pero sumamente necesario para el futuro de nuestra agricultura y la protección de nuestro medio ambiente.
Campo Limpio tiene proyectado implementar 100 CAT en los próximos 2/3 años y de ahí, comenzar con la creación de las redes sumando otros CAT suplementarios.

Conozca más de Campo Limpio en: www.campolimpio.org.ar


Compartir

Suscribirse al newsletter