Detectando plagas en los estadios tempranos del maíz

Detectando plagas en los estadios tempranos del maíz

El monitoreo periódico del lote permite conocer la incidencia y severidad del ataque de plagas y aplicar insecticidas, u otras estrategias de control, cuando corresponda. Sienta las bases para compatibilizar el ambiente con la producción, siendo clave para detectar daños inesperados en forma temprana e iniciar un programa de contención eficiente.


#SUMATE AL CONOCIMIENTO 

 

En Los altos rendimientos de maíz surgen directamente de un buen manejo agronómico, en el cual la protección contra el ataque de insectos y patógenos, y la disminución o eliminación de la competencia por malezas constituye un aspecto relevante para la obtención de esos resultados.

El monitoreo consiste en revisar periódicamente un cultivo para medir la densidad y estimar la distribución de plagas y/o enfermedades. Esta herramienta permite al productor observar su evolución y así mismo dar el seguimiento oportuno para evitar repercusiones en la producción del cultivo.

Compartimos algunas recomendaciones de prácticas de manejo de algunas de las principales plagas del maíz de aparición temprana, que inciden en el estado vegetativo del cultivo.

 

Barrenador menor del maíz
(Elasmopalpus lignosellus)

El barrenador menor es una oruga de reducido tamaño (1,5–1,8 cm), delgada, marrón, con bandas transversales claras, de movimientos muy activos cuando se la molesta. Los adultos hembras colocan sus huevos (100-200) en la base de los tallos de plantas jóvenes. Las pequeñas larvas efectúan galerías externas al comienzo del ataque, pero luego penetran en el interior del tallo, lo que debilita la planta y le ocasiona luego la muerte. El Elasmopalpus puede completar su etapa de larva en 15 días con 28º C de temperatura media diaria y tolera muy bien las altas temperaturas del suelo durante las horas de mayor exposición al sol. Desde la perforación de entrada a la planta, la larva construye un tubo de seda en profundidad al cual se adhieren partículas de suelo. Las larvas se transforman en pupas en el túnel de seda para emerger como adulto luego de 1 a 2 semanas, dependiendo de la temperatura del suelo.

Control

Es difícil descubrir el Elasmopalpus lignosellus en el cultivo. La vigilancia temprana es la que determina el éxito o fracaso para controlarlo. Si la mayoría de las larvas están instaladas en el tallo, la posibilidad de control disminuye notablemente. Por lo tanto, cuando el ambiente es seco y las temperaturas calurosas se recomienda revisar 1 o 2 veces por semana el cultivo desde la emergencia.

 

Durante el monitoreo es clave observar la base de las plántulas, para detectar larvas pequeñas antes que se introduzcan en los tallos.

 

El difícil control de este insecto hace necesario tener información anticipada sobre la posibilidad de ataque para implementar medidas de manejo preventivo. Estos datos pueden ser climáticos, como sequía prolongada, presencia de la plaga en cultivos ya sembrados, y el nivel de densidad relativa de la población de adultos obtenido con trampas de luz.

Recomendaciones SIGMA AGRO
Varios insecticidas sistémicos formulados como terápicos de semilla están registrados para su control de tipo preventivo. En caso de necesitar intervenir con un control químico, se recomienda utilizar productos de tipo piretroides como la lambdacialotrina, o los organofosforados, como el clorpirifos, desde que se observan los primeros síntomas. Es muy importante vigilar cuidadosamente las plantas desde la emergencia. Condiciones de sequía, suelos arenosos, altas temperaturas y siembras tardías favorecen su incidencia.

 

Barrenador de la caña
(Diatraea saccharalis)

El barrenador del maíz tiene un potencial de merma de rendimiento del 10-20 % por daño fisiológico, a lo cual deben sumarse las eventuales pérdidas por caída de plantas y espigas en híbridos convencionales.

Los primeros estadios larvales de la primera generación (Octubre-Noviembre-Diciembre) se alimentan en las hojas envainadas de las plantas y luego se trasladan a la base donde se introducen y barrenan el tallo. Las larvas de Diatraea pueden completar su desarrollo en 25 a 35 días, y luego de dos semanas emerge el adulto para reiniciar el ciclo. Las larvas de la segunda generación, luego del nacimiento, se introducen en las axilas de las hojas afectando los meristemas de crecimiento, como así también en la base de las espigas. Esta generación suele ser la que mayor daño produce en función del estado fenológico del cultivo. En la tercera generación (Febrero- Marzo-Abril) las larvas desarrolladas barrenan la caña hacia abajo y se refugian en el cuello de los tallos, bajo la superficie del suelo, donde pasan los meses de invierno.

 

Control

Durante esta época del año podrían registrarse posturas y ataques de la segunda generación de Diatraea saccharalis en cultivos de maíz. Es de vital importancia realizar monitoreos periódicos en plantas de maíz), en aquellos lotes con cultivos de sorgo, maíz pisingallo, maíz no Bt y maíces de semilleros. Recordamos que se deben detectar las posturas de Diatraea próximas a eclosionar, teniendo en cuenta un umbral de daño de 10% de plantas infestadas con posturas, para luego realizar los controles químicos.

El criterio de decisión para el manejo de D. saccharalis mediante control químico se basa en la identificación de picos de más de 100 adultos capturados con trampa de luz y la postura de huevos en plantas.

 

El monitoreo de adultos con trampa de luz o feromonas permite identificar los picos de población de adultos, lo que indica el momento de efectuar las evaluaciones en el campo. El umbral económico sugerido es de una ovipostura color naranja cada diez plantas de maíz, por lo que las aplicaciones de insecticidas deben coincidir con el nacimiento de las larvas.

Esta plaga requiere asegurar la llegada del insecticida fundamentalmente a las hojas del tercio medio e inferior de un maíz desarrollado. En una biomasa de maíz tan densa, la adecuada llegada del insecticida a dichos destinos resulta imprescindible ya que éstos coinciden con la ubicación preferida para colocar las oviposiciones. Numerosos ensayos demostraron que se puede lograr una buena calidad de aplicación y alta eficiencia en el control de esta plaga: Se recomienda rotar los ingredientes activos para evitar resistencia a los insecticidas.

 

   

Para más información comunicarse con el departamento técnico de SIGMA AGRO.
Whatsapp: +54 9 11 5365 7010
Mail: marketing@sigma-agro.com


Compartir

Suscribirse al newsletter