Logrando una mayor eficiencia con antievaporante

Logrando una mayor eficiencia con antievaporante

Cuando comienzan a subir las temperaturas y la humedad relativa baja, debemos tener en cuenta que las condiciones atentan contra las gotas de nuestras aplicaciones. El uso de un coadyuvante siliconado agregado al caldo de pulverización, mejora la eficacia y la eficiencia del asperjado, ya sea de un funguicida, plaguicida o herbicida.

 

a) Clasificación de coadyuvantes
b) Tipo de gotas
c) Humedad
d) Tipos e aceites

Los coadyuvantes son productos que se adicionan a los tanques del pulverizador con el objetivo de mejorar la eficiencia de la aplicación, a través de la modificación de las características de la solución o el spray. Estos contribuyen a vencer la barrera de la aplicación (antiderivas y antievaporantes), de la absorción (tensioactivos y penetrantes), de la degradación (correctores de pH, secuestrante de cationes y carriers), entre otros procesos.

Si bien se han clasificado de muchas maneras, la clasificación más comúnmente utilizada loa subdivide en grupos de acuerdo a su función o tipo de acción:
i) Activadores: surfactantes, penetrantes, anti-evaporante, adherentes.
ii) Utilitarios: acondicionadores de agua, antiderivantes, antiespumantes.
iii) Otros: limpiadores, colorantes.

 

Tipo de gotas

Una aplicación efectiva o de calidad, siempre dependerá del número de gotas que alcanzan el blanco, la homogeneidad de cobertura y la persistencia de la gota para que ejerza su efecto fitosanitario.
En situaciones ambientales de baja humedad y alta temperatura, la evaporación de las gotas es la principal causa que origina las fallas de los tratamientos fitosanitarios. Factores como el tamaño inicial de la gota, la volatilidad del líquido, la humedad relativa, temperatura y el viento, inciden en la velocidad de evaporación de la gota. Como el agua es muy volátil y evapora rápido, con el agregado un coadyuvantes siliconado al caldo de aspersión, logramos reducir la tasa de evaporación.

Efecto del tamaño de la gota sobre la capacidad de hacer blanco

Humedad

La humedad relativa es sin duda, el factor de mayor importancia en la evaporación. Estudios determinaron que una gota de agua de 50 micrones con una temperatura de 30ºC y una humedad relativa del 50%, sin coadyuvante, desde su formación hasta su evaporación, tiene una vida útil de 3,5 segundos.
Considerando este punto, entendemos la importancia de que al definir un tamaño de gota adecuado a la aplicación que se desea realizar, es fundamental protegerlas para alcanzar el blanco evitando pérdidas por evaporación y/o deriva. Cuando tenemos claro el objetivo de la aplicación, definir el tamaño de gota es un factor clave para que la aplicación logre los objetivos planteados, llegando a donde está el problema a enfrentar. Determinando un tamaño de gota pequeña, podremos alcanzar los estratos inferiores del cultivo, en donde generalmente se inician los procesos de infección las enfermedades o encontramos los insectos en situaciones de mucho calor. Las gotas más grandes, habitualmente quedan retenidas en la parte superior del cultivo.

Influencia de las condiciones ambientales
sobre la vida útil de las gotas de agua

Por lo tanto debemos trabajar con herramientas que sirvan para disminuir el riesgo de evaporación y deriva. Los antievaporantes más empleados son los coadyuvantes a base de aceites. Son formulaciones de aceites y emulsionantes que son capaces de formar una emulsión estable en agua, por lo tanto proveen una base que facilita la dispersión de productos en fase líquida.

Últimamente se propagó bastante la utilización de los aceites vegetales metilados como coadyuvantes, gracias a su eficiencia con una amplia variedad de herbicidas, particularmente graminicidas en soja. Estos aumentan la penetración y generalmente se los usa en condiciones meteorológicas marginales en cuanto a temperatura (alta) y humedad relativa (baja) para evitar la evaporación. Es posible afirmar que cuando utilizamos un antievaporante, logramos impactar más gotas, y que las gotas pequeñas derivan un 50% menos (que solo con agua).

A modo de resumen, el agregado de aceite u otro coadyuvante al caldo de aspersión disminuye significativamente la evaporación, principalmente bajo condiciones de baja humedad relativa o alta temperatura. Al utilizar un aceite, se reduce el tamaño inicial de la gota producida por el atomizador. La combinación de una menor evaporación y tamaño de gota nos ofrece como resultado una mejora en la cobertura de gotas durante más tiempo sobre el cultivo.

 

Fuentes consultadas:

– REM – Libro Calidad de Aplicación.
– INTA – Aplicaciones eficientes de fitosanitarios.
– INTA – Puntos de control para una pulverización de fitosanitarios exitosa.


Compartir

Suscribirse al newsletter