Logrando un barbecho eficiente en tiempo de malezas difíciles

Logrando un barbecho eficiente en tiempo de malezas difíciles

La agricultura intensiva propia que se presenta en Argentina deriva a que muchos lotes destinados a la siembra de maíz o soja se encuentren con una importante presencia de malezas vivas. Esto se da por diferentes motivos, entre ellos está la falta de monitoreo, la no rotación de cultivos, demoras en los cierres de los contratos de alquiler, economizar evitando los barbechos químicos otoñales, etc.

La tecnología RR combinada con el glifosato funcionó durante más de 20 años en nuestro país, como un sistema simple y efectivo para el control de malezas. El uso intensivo de esta misma estrategia generó una alta presión de selección en la población de malezas apareciendo especies resistentes al glifosato. La Conyza bonariensis fue la primera especie tolerante en emerger por el uso intensivo de glifosato.

Entre las principales malezas resistentes al glifosato detectadas en la Argentina, se encuentran sorgo de Alepo (Sorghum halepense), raigrás anual (Lolium multiflorum), raigrás perenne (Lolium perenne), yuyo colorado (Amaranthus quitensis y Amaranthus palmeri), capín (Echinochloa colona) y pata de ganso (Eleusine indica). En tiempo actuales, se descubrieron dobles resistencias a diferentes herbicidas por parte de algunas malezas. Al competir por el agua y los nutrientes del suelo, las malezas generan pérdidas económicas importantes, interfiriendo en la cosecha y reduciendo los rindes.

Durante el barbecho, las malezas consumen los recursos (agua, nutrientes) reduciendo su disponibilidad para el cultivo, además encuentran espacios propicios para su multiplicación, crecimiento y persistencia. Esta aparición complica el manejo posterior de esos lotes.

Recomendaciones

La amenaza de pérdidas en el rendimiento de nuestros cultivos nos obliga a utilizar prácticas de manejo de alta eficacia. Un programa de control integrado tiene que incluir un monitoreo atento y periódico, una correcta identificación de las malezas en etapa inicial, un entendimiento del uso de herbicidas y sus funcionalidades, sumadas a la implementación de prácticas complementarias a las químicas. Como la implementación de aplicaciones de herbicidas con distintos modos de acción, acciones preventivas y curativas, una correcta limpieza de las cosechadoras, rotación de cultivos, cultivos de cobertura y controles mecánicos y químicos. Enumeramos las principales a tener en cuenta:

Monitoreo

Conocer la historia del lote es importante a la hora de ajustar las estrategias de manejo, considerando las malezas presentes y su sensibilidad a los diferentes tipos de herbicidas. Es muy importante monitorear los lotes y realizar recorridas semanales para evaluar la evolución de las malezas. El identificar qué tipo de malezas están presentes, es fundamental para seguir su estado de desarrollo y poder realizar un registro de aquellas que podrían emerger. En base a esta información, se debe determinar cuáles son los herbicidas pre-emergentes que podríamos aplicar y que poder residual deberíamos considerar.

Cultivos de cobertura

Uno de los principios fundamentales en la estrategia para el manejo de las malezas, es la rotación de cultivos. Además de mejorar la estructura y biodiversidad del suelo, la rotación disminuye la incidencia de algunas especies resistentes. Cuando se incorporan cultivos de cobertura en época invernal, estos no sólo reciclan carbono sino también compiten por agua y nutrientes con las malezas, limitando su proliferación. Un cultivo de cobertura bien logrado reduce la población de malezas brindando un escenario propicio para encarar la campaña de cultivos estivales. Indirectamente, al realizar el control de malezas de los cultivos invernales, también iniciamos un tratamiento preventivo.

Estado de las malezas

Controlarlas en el momento inicial, es clave. Identificando el tipo y familia de maleza, actuaremos en el momento más recomendado para su control. Siempre teniendo en cuenta la familia y tipo de agroquímicos que vamos a utilizar.

Es de suma importancia tener en cuenta dos aspectos para la toma de decisión del manejo de cada lote:

  • El historial de cada uno.
  • Cultivos antecesores y futuros.

Con esta información, ya estamos en condiciones de definir nuestra estrategia dependiendo del estado del lote.

En caso de no tener malezas nacidas, la utilización de un herbicida de alta residualidad, tratando de asegurar su contacto con el suelo y que no quede únicamente sobre los rastrojos. Así, las primeras precipitaciones lo incorporaran a este y comenzará a controlar futuras apariciones.

Si el lote se encuentra con presencia de malezas, es recomendación combinar diferentes principios activos, preferentemente diferentes a los aplicados últimamente, que nos permitan controlar tanto las malezas presentes, como asegurarnos la no aparición de nuevas plántulas.

Conocer sobre las funcionalidades de los diferentes herbicidas

Es necesario conocer los modos de acción de los diferentes tipos de herbicidas y como afecta su combinación. Además, como responde cada uno a los tipos de suelos, o condiciones climáticas. La actividad residual de los herbicidas está condicionada por las dosis, factores edáficos y climáticos que actúan sobre su degradación. No es lo mismo un barbecho corto para cereales que uno largo de cara al próximo cultivo de verano.

En la actualidad, muchas aplicaciones se hacen en con uno o más herbicidas, mezclados en el mismo caldo y con modos de acción totalmente diferentes, o no.  Por ese motivo, debemos conocer muy bien el modo de acción de los herbicidas. Nuestra recomendación es aplicar de acuerdo con cada uno de los lotes y analizando el modo de acción de cada herbicida. Siendo así bien específico para cada uno de los lotes.

Si el plan es no hacer fina y esperar por el próximo cultivo de verano, lo mejor es utilizar herbicidas residuales con los recaudos pertinentes, teniendo en cuenta las condiciones climáticas, edáficas y próximo cultivo, entre los principales factores para tener en cuenta. Siempre hay que saber que, durante la primavera, es el período de elongación de varias malezas difíciles y sabemos que no debemos llegar a esta situación, ya que el control con agroquímicos baja la eficacia.

 

Soluciones SIGMA

 

a.     Para gramíneas resistentes; verificar cual es la resistencia que tenemos en el lote y aplicar,

 i.   Caso de resistencia a FOP aplicar CLETODIM 24% SIGMA a dosis de marbete.

ii.   En caso de tener gramíneas resistentes a DIM aplicar HALOXIFOP 54% SIGMA, según dosis de marbete, también podemos estar aplicando PARAQUAT 27.6% SIGMA a dosis de marbete y según tamaño de maleza.
Siempre es recomendable aplicar con POWER SIL SIGMA (aceite metilado de soja siliconado), donde tendremos una mejor eficiencia en los germinicidas, ya que bajan la tensión superficial y mejora la penetración en la maleza.

b.     Para gramíneas NO resistentes; Aplicar según que gramínea prevalece en el lote, puede ser CLETODIM 24% SIGMA o HALOXIFOP 54% SIGMA como así también PARAQUAT SIGMA.
Siempre es recomendable realizar en mezclas con diferentes residuales para el control de aquellas malezas que están germinando. Es importante tener en cuenta que tenemos que combinar distintos modos de acción para evitar generar resistencia sobre diferentes malezas.

c.     En BARBECHO es recomendable aplicar productos residuales para evitar el nacimiento escalonado de malezas, según las malezas existentes en cada uno de los diferentes lotes y así poner los productos recomendados específicamente para ellos, cuando hablamos de productos residuales hacemos referencia a productos como, METOLACLOR SIGMA, S-METOLACLOR SIGMA, SULFENTRAZONE SIGMA, entre otros.
En BARBECHO, además, podemos agregar el uso de productos hormonales como DICAMBA SIGMA o PICLORAM SIGMA, para ayudar a generar un control más eficiente en malezas de hoja ancha.

d.     Como ultima recomendación, debemos tener en cuenta los puntos más importantes que son las siguientes:

  i.  Volumen de agua
ii.  Tipo de maquina a aplicar
iii.  Formulaciones de agroquímicos
iv.  Secuencia para poner diferentes formulaciones

 

Otros productos recomendados para barbecho:

2,4d60
2,4lv
2,4ester
GlufosinatoDeAmonio
Clorimuron75Max

Compartir

Suscribirse al newsletter